@moisesgracia

PUNTOS DE SUTURA EN LA BRECHA DIGITAL

Serie Hype Cycle (III): SMART GRIDS, evolución energética 2.0

Algo está cambiando en nuestra forma de hacer las cosas. La revolución de las redes sociales está demostrando que la inteligencia colectiva es insuperable y, gracias a los entornos web 2.0, se abren nuevas opciones comunicativas que facilitan, simplifican y mejoran nuestra organización diaria.

Estas opciones también son aplicables a otras redes como las productivas, hasta el punto de re-evolucionar el modo en que se gestionan. Así, la red de energía del siglo XXI debería ser muy diferente a la que conocemos y construimos el siglo pasado.

Si una imagen vale más que mil palabras, la experiencia interactiva que aparece al pulsar la imagen siguiente, verdaderamente no tiene precio. Guarda especial relación con este artículo el apartado Energy & Utilities. [Está en inglés, pero merece la pena hacer un esfuerzo y observarla con detenimiento. (A modo de ayuda: el icono “captions” ofrece subtítulos)] Fuente: IBM. ACTUALIZACIÓN: me hace saber una lectora que no puede visualizarse desde dispositivos iphone/ipad. Gracias por avisar: aquí tienes el video, aunque sin experiencia interactiva.

Pinche en la imagen para ver el vídeo interactivo

Llama la atención el hecho de que tengamos la oportunidad de pasar de la situación actual, en la que el flujo energético va en sentido único [del que genera la energía al que la consume], a una nueva situación en la que no sólo la energía, sino también la información, fluya en ambos sentidos y de forma descentralizada. La consecuencia de este aparente pequeño cambio es más que prometedora: es la antesala de los entornos 2.0 energéticos, en los que todos podremos colaborar produciendo y consumiendo energía de modo hipereficiente. Gracias a estas dos simples cualidades, se podrán tomar decisiones que mejoren el actual funcionamiento en términos de coste, dependencia, respeto medioambiental y sostenibilidad en el tiempo. Son las llamadas Smart Grids.

Con esta nueva tecnología, cualquiera de nosotros podremos ser productores de energía y cobrar por ello, aprovechando la captación de energía renovable procedente de nuestros pequeños activos [nuestro hogar, el coche, una pequeña instalación eólica, en definitiva, cualquier generador que se pueda conectar a la red]. Permíteme que antes de hacer el estudio estratégico prometido en este último post de la serie sobre la conveniencia o no de invertir/dedicarse a este mercado incipiente, enumere las principales ventajas e inconvenientes que he sustraído a través de mi Entorno Personal de Aprendizaje:

Ventajas; son múltiples. He intentado sintetizarlas en cuatro grupos:

  • Eficiencia de cara al futuro: se estima que la demanda eléctrica se duplicará en el 2030, por nuestro crecimiento global y por tendencias como “e-mobility” [coche eléctrico]. En un entorno 2.0, los productores de energía podrán predecir con mayor precisión las necesidades de energía analizando en tiempo real su uso. En el otro extremo de la transacción, esta tecnología ofrece a los consumidores monitorización y toma de decisiones sobre sus consumos y cuánto paga por ellos. Un sistema inteligente permitiría que nos llegue energía sólo cuando la necesitemos. Así se lo plantean las nuevas generaciones, haciendo un simpático símil con pedidos para pizzas
  • Respeto medioambiental: se reducirán consumos de materiales fósiles [petróleo, carbón, gas, etc], en torno a 1000 millones de toneladas de emisión CO2 en 2030 y permitirá la autoproducción de energía renovable.
  • Precio y servicio de la energía: puesto que tú mismo podrás ser productor de energía, además del autoconsumo, se pasaría a un modelo descentralizado o distribuido de producción, lo cual mejoraría la competencia, la calidad del servicio y se conseguiría así un mercado real de oferta-demanda. Además, esta descentralización permitiría abastecer automáticamente zonas “de apagón”.
  • Almacenamiento energético: sorprendentemente la propia red se convertiría en una inmensa batería, que almacenaría los excedentes de energía. Este punto es muy interesante, tanto por el problemón que resuelve, como por la similitud existente entre este hecho y la disruptiva solución de almacenamiento digital de datos en la nube.

Inconvenientes; sólo dos, pero monumentales:

  • Estándares globales: la legislación juega un papel crucial en este aspecto. Incomprensiblemente, a día de hoy es ilegal que un particular pueda producir energía para consumo propio o con ánimo de lucro. Afortunadamente, la Administración ya se ha puesto en marcha desde hace algún tiempo, apostando firmemente por este modelo energético
  • Seguridad cibernética: como toda implantación basada en internet, necesita un periodo de maduración para volverse un entorno seguro.
  • ACTUALIZACIÓN: Antoni y Enrique han publicado un interesante comentario donde me hacen ver las consecuencias ecológicas de la descentralización del sistema energético, donde se utilizarían infinidad de nuevas unidades productoras de energía, y los inconvenientes medioambientales que podría producir la transformación de materia prima para generarlas, como las llamadas tierras raras , el litio para las baterías, o los problemas de reciclado que estos pueden causar. Sin duda un inconveniente importante a tener en cuenta.

Sencillamente, las smart grids o redes inteligentes son el siguiente escalón del proceso evolutivo energético de la humanidad.

Entonces, ¿merece la pena invertir en esta tecnología o especializarse en ello de ahora en adelante? Veámoslo desde una perspectiva Hype: lo que te muestro a continuación, es el ciclo Hype de las Smart Grids . Fuente: Gartner.

Pinche para agrandar la imagen

Como ya has aprendido a sacar el jugo a este gráfico, te resultará sencillo interpretar la Matriz de Prioridad que he elaborado como conclusión de las principales tecnologías emergentes asociadas a estas redes inteligentes:

Pinche para agrandar la imagen

Como ejemplo de lectura de la matriz, podemos concluir:

  • Para empresas de perfil conservador es buen momento todo lo relacionado con la industria de contadores inteligentes, arquitectura IT sensible a situación, y procesamiento de información en tiempo real
  • Para empresas de carácter más dinámico, especializarse en almacenamiento energético o generación distribuida, puede ser muy provechoso
  • En empresas innovadoras, la web 2.0 para servicios energéticos y supercomputación de datos es lo que probablemente esté por venir, además de las tecnologías contempladas en las áreas amarillas.

Del estudio también se desprende que inversiones en las llamadas microgrids o en la industria relacionada con el vehículo eléctrico comportan a día de hoy un riesgo que deberá estar muy acotado si se pretende apostar por ello.

Tras el desarrollo de este caso, doy por terminada la secuencia de posts Hype Cycle. Me será grato continuar el debate en el apartado comentarios, en twitter, o en cualquier entorno colaborativo del que podamos seguir aprendiendo. Anímate a aportar, será muy enriquecedor.

@moisesgracia

PD: Para aquellos (Gooniewhite, Luistarrafeta, y algún lector de EADIC) que cuestionabais argumentadamente la posible “artificialidad” de los ciclos Hype, sabed que es muy apropiada vuestra crítica en según qué mercados. Os adjunto este breve artículo de Seth Godin que apoya vuestra línea de debate.

9 Respuestas a “Serie Hype Cycle (III): SMART GRIDS, evolución energética 2.0

  1. antoni 25 marzo, 2012 en 22:14

    Tengo mis serias dudas en que los inconvenientes sean “solo” dos y los beneficios tantos (de hecho, propiamente dicho inconvenientes solo es el problema de seguridad cibernética y aun así relativo -las tarjetas de crédito funcionan más o menos bien-. Los estándares globales no es un inconveniente, es un dificultad propia de una tecnología que se está desarrollando (el “ruido” de las nuevas tecnologías).

    De entrada, y en contra de la opinión generalizada, no creo que el problema fundamental del planeta a medio plazo sea la escasez de energía. Será de escasez.. pero de entropía.. Es un principio de la termodinámica que todo proceso que produce trabajo útil (dirigido a un fin específico macroscópico) conlleva la destrucción de orden: vamos la transformación de cosas útiles en basura, inservible, irrecuperable, dispersa e imposible de reciclar. El reciclaje sirve para paliar la producción de basura, pero es inevitable. La sostenibilidad infinita es una quimera (de lectura densa pero imprescindible -al menos los primeros capítulos: La Ley de la Entropía y el proceso económico, Nicholas Georgescu–Roegen).

    En este contexto, tenemos que recordar que hasta principios del siglo XX la producción de energía se realizaba en unidades descentralizadas, y la introducción de las factorías de energía perseguía las ventajas de escala, a costa del desarrollo de una mayor red de distribución. El modelo actual de Smart Grid supone una gran cantidad de productores individuales, con el consiguiente mayor gasto de materiales raros y escasos (las tierras raras para las placas solares y electrónica asociada, el precioso Litio para las baterias). Estos materiales son escasos y lo serán más, su producción muy costosa y contaminante, y no se podrán reciclar al 100%. Además, hemos de suponer que cada usuario mantendrá las instalaciones de forma impecable y una vez llegado el fin de su vida útil las reciclará con disciplina germánica.. algo que es más fácil de garantizar en unidades de producción centralizada..

    Con esto no quiero negar las perspectivas de las Smart Grid.. pero no todo está tan claro y hay analogías (Smart Grid Internet) que tal vez no estén del todo justificadas (por ejemplo, internet se creó para garantizar la comunicación descentralizada y operativa en caso de ataque nuclear, y hoy se sabe que al menos en eso Internet ha fracasado parcialmente. Basta desenchufar algunos nodos estratégicos y el tráfico se paraliza de forma considerable).

    • MG 26 marzo, 2012 en 23:24

      Antoni, es un honor leerte por aquí [además de una agradable sorpresa]. Gracias por compartir conocimiento.

      En el clásico que comentas, que por cierto he encontrado (http://www.fcmanrique.org/publiDetalle.php?idPublicacion=107), Nicholas comenta: “es imposible un crecimiento exponencial indefinido en un medio ambiente que es finito”. Como concepto, tiene una lógica aplastante y sólo puedo estar de acuerdo con la esencia de tu aportación. Sin embargo, he podido ver que Nicholas es algo realista derrotista. Y en eso, discrepamos.

      Del tratado, me han parecido interesantes varios apartados que me he guardado para próximos artículos que tengo en mente [gracias de nuevo]. Además, en relación con la temática de este blog, quiero comentar contigo el apartado “Evolución por mutaciones” (pag.70) donde el autor indica: “…como ya se ha dado a entender, el instinto animal de aprendizaje no fue suficiente para que una comunidad desarrollase la ciencia: la comunidad tenía que desarrollar también en grado considerable el instinto utilitario, de modo que pudiese llegar así a ser consciente de la utilidad de almacenar todo el conocimiento común”. El párrafo me ha resultado revelador, porque gracias a ese conocimiento común almacenado, me termino de enterar por tí del desequilibrio material que se está produciendo con el consumo de las llamadas tierras raras. Has sido tú, no yo, quien ha detectado un inconveniente mucho más potente entre los que yo había detectado inicialmente acerca del futurible desarrollo de las smartgrids, y gracias a este mismo conocimiento común almacenado, el próximo lector que lea el post verá en forma de actualización tu aportación, en el apartado inconvenientes. Y todo esto, es hoy mas fácil que nunca gracias al entorno 2.0.

      Y como consecuencia de esto, he podido ver que existen ya miles de fuentes que alertan sobre la mala economía ecológica de la actual fabricación de las placas solares y de los problemas de sobrexplotación del litio para baterías. Gracias a esta forma “viral” de almacenar conocimiento, estoy convencido que ahora mismo habrá ya personas trabajando en desarrollar un aprovechamiento solar basado en otras tecnologías que conseguirán una huella ecológica óptima (conforme en que nunca será nula).

      Sobre la dicotomía entre sistema energético centralizado o descentralizado, qué te voy a contar yo a tí de la ciencia; se parte de un sistema inicialmente adoptado hasta la máxima evolución posible, teniendo en cuenta un entorno específico. Cuando este queda obsoleto, se cambia de sistema. Así continuamente. Es inevitable, por tanto, volver a los mismos sistemas, pero con herramientas mas evolucionadas y sobre todo, que se adaptan al entorno de ese momento. La próxima evolución energética será con bastante seguridad descentralizada. Sin embargo no será la última, tan sólo es la que no ha tocado vivir.

      Tus aportaciones desprenden matices conciencia colectiva que me gustan. Pero me temo que tú y yo no veremos la evolución de nuestra biosfera a noosfera, así que mientras llega, yo pienso que sí que hay que innovar contra el déficit energético

      Confío encuentres este site suficientemente interesante como para verte de vez en cuando por aquí. Gracias de nuevo
      MG

  2. Enrique Ferro 26 marzo, 2012 en 11:44

    Parece claro que la tendencia lógica para ir reduciendo el impacto negativo del consumo energético en los ecosistemas sin comprometer el desarrollo sería el surgimiento de un modelo descentralizado basado en las energías renovables. De hecho, este hito ya está contemplado por algunos autores como la “revolución industrial” del siglo XXI. La descentralización de la producción de la energía no sólo tendría consecuencias en el medio ambiente sino que supondría un cambio total en las relaciones de interdependencia de los países, modificando los parámetros geoestratégicos que rigen mundo.
    Sin embargo ciertamente hay varios “peros” en este escenario: por un lado nos encontramos con la costosa (y nada ecológica) producción de las unidades de generación de energías renovables; por otro, dependería de la decisión de los gobiernos en invertir y legislar para incluir en la construcción de edificios estos medios para el autoabastecimiento. Ambas condiciones, y el escenario en sí mismo, solo se pueden dar en países muy desarrollados, por lo que no estaríamos dando una solución real a nivel planetario que aborde integralmente los problemas de dependencia energética y costes medioambientales.
    En todo caso no deja de ser una perspectiva a tener en cuenta para el desarrollo de las políticas energéticas a largo plazo. Se agradece artículos como este para poner sobre la mesa este debate tan vital para el futuro de todos.

    • MG 26 marzo, 2012 en 23:53

      Gracias Enrique. Veo que incides, al igual que Antoni en la paradoja de lo poco ecológica que es la producción de unidades de generación de energías renovables. Me habéis hecho actualizar el post, pues era desconocedor del tema.

      En cuanto a la diferente penetración de las smartgrids en los países en función del grado de desarrollo del mismo, te propongo un símil con la propia world wide web. En efecto, inicialmente se implementó en paises desarrollados, pero tan pronto la aportación de valor fue clara, ha sido adoptada de forma global.

      Hablando de innovación, he leído recientemente incluso la situación inversa; paises poco desarrollados practican una innovación de bajo coste (el ingenio de la necesidad), que posteriormente es adoptada por países desarrollados debido a la enorme aportación en la cadena de valor vía ahorro de costes de los procesos.

      Gracias por la aportación y por acceder a la petición. Espero verte de vez en cuando por aquí.
      MG

  3. luistarrafeta 27 marzo, 2012 en 11:20

    Interesante todo esto que comentas y muy bueno el tema de las tierras raras del que tampoco era consciente. (Me parece que, en esta partida, China tiene cada vez más cartas marcadas ¿o qué?)

    Me toca mucho más de cerca profesionalmente lo que comentas de la seguridad informática. En este momento, desde la aparición de Stuxnet, han saltado las alarmas. Para muchos, esto supone dejar una de las infraestructuras críticas de un país más expuesta a posibles ataques lógicos. La cantidad de “actores” que pueden estar interesados en explotar vulnerabilidades (y sus intenciones) pueden resultar terroríficas.

    Se tomarán medidas (ya se están tomando) y se mejorará. Pero me temo que solo puedo compartir parcialmente esa afirmación de que cuando llegue la madurez se convertirá en un entorno “seguro”. Igual es a lo que te refieres, pero yo añadiría -por dejarlo claro- que para que sea “seguro” debe de estar en un permanente proceso de evolución. Adaptándose a las nuevas amenazas y no dando nada por supuesto. En un sector como el energético, donde los dispositivos tienen vidas útiles de décadas y -desde hace poco- deben coexistir con tecnologías de IT, esto no es nada evidente.

    En cualquier caso, me quedo con la copla de lo que comentas sobre los Hype Cycles. Y, por alusiones, me alegra ver que el sr. Godin dice cosas en la línea de lo que pienso. En realidad, habrá que admitirlo, probablemente sea yo el que habla en la línea de lo que él piensa.😉

    • MG 28 marzo, 2012 en 12:23

      Mira, otra cosa [relevante] que aprendo hoy: Stuxnet.
      He estado documentándome sobre este software y definitivamente es un problema al que hay que prestar atención. Si realmente es posible que puede acceder a los parámetros críticos de los sistemas industriales, me deja atónito.

      No me gusta ser catastrofista ni magnificar inconvenientes. Prefiero detectar los problemas y asociarles una magnitud de riesgo potencial, con el fin de prestarles la atención adecuada para que no se descontrolen. Si es algo que no se puede controlar, no es un problema, es otra cosa.

      En efecto Luis, cuando hablaba de un sistema maduro me refiero a que ha evolucionado hasta el punto de comprender bien las amenazas que le rodean y implementar acciones para minimizar sus consecuencias. Me parece muy oportuno tu comentario sobre la necesidad de constante evolución.

      De nuevo, agradecido por compartir conocimiento.
      MG

      PD: se ha iniciado un debate en twitter ahora mismo, con tu colega @soniadiez, en referencia al fracaso como medio de aprendizaje. A ver si te animas😉 Gracias por el contacto

      • luistarrafeta 2 abril, 2012 en 8:10

        Stuxnet es para dejar impresionado. Creo que no se puede explicar mejor en menos tiempo que en este vídeo: http://www.youtube.com/watch?v=lC66f3rFvx8&feature=fvst

        He oído a gente muy acreditada llamarle, no ya virus, sino “proyecto militar”. Una de sus funcionalidades, por ejemplo, hacía que las centrifugadoras de Uranio de la centrales fueran un tanto por ciento más despacio, de manera que se enriqueciera lo necesario para dar energía nuclear, pero no lo suficiente como para poder crear bombas. La verdad es que cuesta pensar que una estructura así haya podido ser diseñada por “hackers” convencionales o que les merezca económicamente la pena a los creadores de las grandes botnets.

        En fin. No me enrollo más.

        Al final twitter demostró ser demasiado limitado para un debate, pero ya te tenemos en G+.😉

        Y, por cierto, no sé qué te contó Sonia, pero en realidad es ella la que me pasó tu link y no al revés. jajaja ¡Qué lianta!

    • MG 14 mayo, 2012 en 11:55

      Leyendo un periódico en formato físico, la semana pasada me acordé de una de nuestras conversaciones acerca de las llamadas Tierras Raras, su importancia como materia prima en dispositivos electrónicos y el aspecto crítico de su sotenibilidad. Dejo aquí los gráficos con datos que leí en la publicación:

      Mapa mundial de productores. Curiosamente coincide sensiblemente con el nuevo flujo mundial de progreso, donde Europa queda fuera.
      Producción anual por paises en millones de toneladas
      Producción mundial paises en %

      Saludos,
      @moisesgracia

  4. edinburg tx apartments 28 marzo, 2012 en 21:10

    Sweet post! Looking forward to reading more!

Anímate a dejar un comentario, así aprendemos todos

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s